Publicado el

Consejos para evitar el Chancro Bacteriano

Evitar el Chancro Bacteriano

Evitar el Chancro Bacteriano

En la entrada de blog anterior explicábamos que es el Chancro Bacteriano. El Chancro Bacteriano es una bacteria que puede infectar cualquier lesión, ya sea pequeña o grande y se trasmite de múltiples formas, a través de la lluvia, la niebla, el viento…

En este post os damos algunos consejos evitar que esta bacteria se extienda y acabe con nuestras explotaciones de cerezos.

¿Cómo evitar el chancro bacteriano?

Como ya dijimos en la anterior entrada de blog, el Chancro Bacteriano es una enfermedad incurable, por ello debemos evitar a toda costa que infecte nuestras explotaciones. Por esta razón, a continuación te damos 7 consejos para evitar que el Chancro Bacteriano se extienda:

  • El calcio es imprescindible para controlar las infecciones producidas por la bacteria, ya que este elemento es el responsable de la elasticidad celular. Y es que, la rigidez celular ayuda al desarrollo de las heridas y por lo tanto, las infecciones bacterianas son más habituales. Por ello, como en el Norte de Extremadura los suelos tienen muy poco calcio, es imprescindible mejorar la calidad del suelo con enmiendas cálcicas anuales.
  • Los cerezos de secano son más delicados que los de regadío. Y es que durante los periodos de sequía se detiene el intercambio de agua de las células y con ello, también se paraliza la nutrición del calcio. El motivo es que cuando el árbol sufre este tipo de estrés, se defiende alterando su metabolismo, siendo el calcio el elemento más afectado. Por ello, para reducir al máximo los daños, se recomienda no intensificar el número de explotaciones de secano o regar las plantaciones.
  • Normalmente plantamos cerezos nuevos entre los viejos, aunque estos últimos son grandes productores de bacterias y los jóvenes son grandes receptores, por lo tanto, el traspaso de bacterias está asegurado. Para subsanarlo, es recomendable replantar los huertos por zonas, y si no es posible, es importante proteger los cerezos jóvenes hasta después de los 6 años.
  • Cada año las plantaciones de cerezos ocupan zonas menos aptas para este frutal, con el objetivo de ampliar la superficie de cultivo. En dichas zonas, las condiciones térmicas pueden variar, produciéndose cambios bruscos de temperaturas. Ante estos cambios, las células de los cerezos alteran su funcionamiento normal y producen la proteína HSP o proteínas de choque térmico, que debilita las células, y por lo tanto, a las bacterias les resulta más fácil infectarlas. Por esta razón, hay que evitar el cultivo del cerezo en zonas con cambios bruscos de temperaturas, como las vegas o lo alto de las sierras. Si decides cultivar en estas zonas, lo mejor es adaptar dichas explotaciones a las condiciones térmicas, extremar las precauciones y esperar que el chancro no infecte a los cerezos.
  • El tipo de suelo en el que cultivamos también es muy importante. Y es que cuando al cerezo le falta oxígeno, por exceso de agua o porque el suelo es muy arcilloso, el frutal lo compensa abriendo los poros de la corteza, lo que provoca que las células sean infectadas con más facilidad por las bacterias. Por ello, hay que evitar plantar en estos suelos o mejorarlos antes de plantar, con drenajes, enmiendas, cultivo en caballón…
  • Cuanto más bajo es el injerto, más alta es la humedad y más baja la temperatura, por lo tanto las bacterias que hay alrededor del injerto son mayores y la posibilidad de que se infecte el cerezo es mayor. Por esta razón, es recomendable injertar por encima de la rodilla y si injertamos por debajo de la rodilla es mejor utilizar el injerto de yema.
  • Es importante que desde otoño a primavera los troncos de los cerezos, estén limpios, es decir, no deben estar cubiertos de hierba porque el nivel de bacterias sería muy alto y las infecciones serían más frecuentes. Por ello, hasta que el cerezo tenga más de 6 años es importante tener un buen control sobre esto, para rebajar al máximo la humedad en el pie del árbol.

En definitiva, si quieres evitar que el chancro bacteriano se extienda o infecte a los cerezos es muy importante seguir estos consejos y cuidar al máximo nuestras explotaciones.