Publicado el

Enfermedades más comunes del cerezo

Enfermedades más comunes del cerezo

Enfermedades que pueden acabar con nuestra producción de cerezos

A pesar de que el cerezo es un árbol resistente puede verse afectado por factores como la humedad, las heladas o el exceso de agua, haciendo que el árbol sea más vulnerable a los hongos y bacterias. Por esta razón, el cerezo requiere de ciertos cuidados para evitar algunas enfermedades y conseguir un correcto crecimiento y una buena cosecha.

En el siguiente post te enseñamos algunas de las enfermedades más comunes del cerezo para que puedas prevenirlas y proteger tu cosecha de estos hongos y bacterias.

Gomosis

La gomosis es una de las enfermedades más comunes del cerezo. Ésta, es causada por la bacteria Pseudomonas syringae. La gomosis del cerezo se caracteriza por el surgimiento de goma o resina en los trocos y en las ramas del árbol. Esta bacteria puede aparecer por una herida mal curada en el tronco.

Causas de esta enfermedad:

  • Insuficiencia de cobre.
  • Acumulación de agua procedente del riego o de la lluvia.
  • Exceso de sales.
  • Mala poda.

Tratamiento:

  • Si se detecta a tiempo puede curarse limpiando la herida y utilizando productos específicos para la cicatrización.

Antracnosis

Esta enfermedad es producida por el hongo Blumeriella jaapii. La antracnosis se caracteriza por la aparición de manchas en las hojas y el pedúnculo de la cereza. De tal forma, que el hongo debilita al cerezo e impide el correcto desarrollo del fruto.

Causas de esta enfermedad:

  • Temperaturas entre 20° y 25° y exceso de humedad.

Tratamiento:

  • Los tratamientos curativos de esta enfermedad no resultan eficaces, por ello es muy importante el uso de tratamientos preventivos. De esta forma, es aconsejable fertilizar correctamente el árbol para mejorar sus defensas o utilizar fungicidas que ataquen directamente al hongo.

Monilia

La monilia afecta principalmente a frutales de hueso y es causada por los hongos Monilinia laxa y Monilinia fructífera. Esta enfermedad provoca la desecación o quema de hojas y los brotes.

Causas de la monilia:

  • Lluvia, humedad relativa elevada y temperaturas suaves entre 23° y 25° pueden fomentan el desarrollo de esta enfermedad.

Tratamiento:

  • Realizar una poda apropiada y eliminar las partes del árbol afectadas.
  • Reducir el abonado nitrogenado y aumentar ligeramente las dosis de fósforo y potasio.
  • En este caso tampoco son eficaces los tratamientos de tipo curativos, por ello es recomendable realizar tratamientos preventivos durante el otoño y el invierno para reducir la cantidad de inóculo y proteger al árbol durante el periodo de vegetación.

Cribado o perdigonada

El cribado o perdigonada es una de las enfermedades más comunes del cerezo aunque su origen es más difícil de definir. Este hongo provoca en las hojas unos singulares agujeros, parecidos a los que origina el disparado de una escopeta de perdigones. Esta patología puede deformar el fruto y causar la caída del fruto, impidiendo su comercialización.

Causas del cribado:

  • La humedad facilita su aparición y puede mantenerse activo durante el invierno y atacar en la próxima cosecha.

Tratamiento:

  • Buena nutrición y fertilización y riego adecuado.
  • Eliminar los restos de la poda de forma adecuada.
  • Aplicar fungicidas a base de cobre.

En definitiva, estas son algunas de las enfermedades más comunes del cerezo. Por ello, es tan importante cuidar correctamente nuestras producciones para evitar que estos hongo y bacterias acaben con nuestros frutales.