Publicado el Deja un comentario

Temporada de cerezas del Jerte

Temporada de cereza en el Jerte

Al llegar el buen tiempo, en la temporada de primavera, los cerezos comienzan a florecer.

Tras la pérdida de su flor llega el momento que todos esperamos y es la llegada de su fruto. Una fruta muy apetecible que no es posible disfrutar durante todo el año y es por eso que tenemos que aprovechar su temporada para consumirlas.
Normalmente esta fruta comienza a finales de abril y se queda durante tres meses (de mayo a julio) para que podamos disfrutarla. Se trata de una fruta de temporada estival.

Lo normal es que la floración de los cerezos sea a finales de marzo y que dure los primero 15 días de abril aunque cada año es distinto ya que depende de las condiciones meteorológicas, lo que puede adelantar o atrasar dicha floración.

 

Flor del cerezo

El cerezo comienza mostrando una flor blanca que le confiere un aspecto de manto blanco que cubre todo el cultivo, muestrando sus mejores galas y tesoros a todos aquellos que los visitan, queriéndoles hacer partícipes de la llegada de la primavera.

Tras este acontecimiento, la flor parece marchitarse dejando paso a un pequeño fruto tierno que se transformará en una dulce cereza, roja y apetecible a los sentidos.

Las cerezas son recogidas con sumo cuidado y mimo por los agricultores de la zona para que lleguen en perfecto estado a tu mesa.

Etapas de la cereza

¿Sabes cómo conservarlas?
Para que te duren más tiempo frescas, debes guardarlas en la nevera sin lavar ni tapar dentro de una bolsa con cierre hermético. Colócalas separadas de otras frutas y verduras.
Así podrás disfrutar de ellas durante casi dos semanas… ¡aunque no creemos que os duren tanto!

Si las quieres consumir de inmediato deberás dejarlas en un sitio fresco y oscuro a temperatura ambiente. Cómo máximo te durarán unos 4 o 5 días.

 

Un pequeño consejo:
Cuando ves que se están poniendo algo feas no las tires. Puedes realizar con ellas compotas para poder disfrutar de ellas durante todo el año.
Además son ideales para hacer con ellas tanto en primeros platos (ensaladas, salmorejo de cerezas, etc.), salsas para segundos platos tanto en carnes como en pescado y para postres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.