Publicado el Deja un comentario

Buñuelos de viento

Buñuelos de viento rellenos de mermelada

Buñuelos de viento, esponjosos y dulces

Los buñuelos de viento son bolas de masa que pueden estar rellenos de diferentes ingredientes, nosotros hemos optado por rellenarlos de nuestras deliciosas mermeladas. Estas, están elaboradas al estilo artesanal con productos de temporada, sin conservantes ni aditivos.

Los buñuelos de viento suelen aparecer en las casas y en las panaderías a principios de noviembre, ya que tradicionalmente se sirven en las celebraciones de todos los santos. Pero como este postre está riquísimo, hemos decidido elaborarlo en verano, porque este delicioso dulce no puede aparecer en nuestras vidas una única vez al año. ¿Lo preparamos juntos?

Ingredientes de los buñuelos de viento

Para 40 unidades

  • 170 gr. De harina de repostería
  • 3 gr. De levadura química
  • 250 ml. De agua
  • 50 gr. De mantequilla
  • Sal
  • Una cucharada de azúcar (una cucharadita)
  • 4 Huevos
  • Aceite de oliva virgen extra o de girasol
  • Azúcar glas
  • Mermeladas de Campo y Tierra

¿Cómo elaborar estos buñuelos de viento?

  1. Tamizamos la harina y la levadura.
  2. En una cazuela añadimos agua, mantequilla, una cucharada de azúcar y una pizca de sal, lo ponemos en el fuego hasta que comience a hervir. Cuando comience a hervir añadimos la harina, bajamos el fuego y removemos, hasta conseguir una masa que no se pegue. Retiramos del fuego y dejamos reposar.
  3. Posteriormente añadimos los huevos de uno en uno en la cazuela y batimos con la batidora de varillas después de añadir cada huevo. Finalmente obtendremos una masa homogénea que dejaremos reposar durante media hora.
  4. Cuando haya pasado la media hora, hacemos la masa bolitas.
  5. En una sartén añadimos dos cucharadas de aceite y vamos friendo las bolitas. Normalmente, la masa crece bastante cuando se fríe, por lo que no debemos añadir muchas bolas. Freímos los buñuelos hasta que queden dorados y posteriormente los iremos depositando en un plato cubierto con papel de cocina para que absorba el aceite sobrante.
  6. Rebozamos las bolitas en azúcar glas, rellenamos con un jeringuilla los buñuelos de viento con las diferentes mermeladas y ¡listo! Ya tenemos nuestro dulce preparado para empezar a comer ¡Ñam, ñam, que aproveche!
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.