Publicado el Deja un comentario

Piel y el poder de las cerezas

piel y cerezas

Las cerezas fuente de antioxidantes, y vitamina C, que luchan contra los signos del envejecimiento y ayudan al cuerpo, para protegerse de las bacterias y los virus.

Según el sitio web de Stylecraze, las cerezas contienen cinco veces más melatonina que sus primas las bayas, moras, frambuesas y fresas. También son ricas en antioxidantes que tienen la capacidad de ayudar a nuestra piel a mantener un nivel de pH saludable con su contenido alcalino natural.

Las cerezas contienen potasio, flavonoides, fibra y una cantidad considerable de vitaminas A, B, C y D. Todas estas cosas son excelentes para mantener nuestra piel y cabello impecables.
Con el tiempo, las cerezas pueden rehidratar nuestra piel y regenerar las células de la misma, haciéndolas ideales para aclarar las manchas oscuras y combatir el envejecimiento prematuro.
De hecho, comer cerezas puede dar a tu pelo un estímulo natural en la vitalidad ya que contienen las vitaminas esenciales que el cabello a menudo pierde.

Es un multivitamínico natural excelente para la piel:

Las cerezas son una buena fuente de vitamina A, B, C y E, lo que significa una pequeña cereza prima es suficiente para multivitamínico dosis que necesita el cuerpo para mantener una piel radiante y saludable.

Aclara la piel:

Se cree que el jugo de cereza puede aclarar las manchas oscuras de nuestra piel. Los investigadores creen que su uso prolongado puede regenerar y rejuvenecerla.

Propiedades anti envejecimiento:

Debido a su alto nivel de antioxidantes, ayuda a retardar el proceso de envejecimiento luchando los radicales libres.

Regenerador del sueño:
Las cerezas son una de las pocas fuentes alimenticias que contienen melatonina, un antioxidante que ayuda a regular el ritmo cardíaco y los ciclos de sueño del cuerpo.
Con ello nos ayuda a tener una piel mucho más descansada y aparentemente más joven.

Fuente de beta-carotenos:
Los beta-carotenos ayudan a cuidar la piel, pues también activan la melanina, una protección natural del cuerpo contra los rayos nocivos del sol.
Las cerezas son una excelente fuente de esta vitamina (vitamina A). De hecho, contienen 19 veces más beta-caroteno que los arándanos y las fresas.

Por todo lo anteriormente descrito y por mucho más, es hora que consumamos esta deliciosa fruta de temporada. La fruta roja… la cereza.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.