Publicado el

Tiramisú de Castañas

Tiramisú de Castañas, cremoso e intenso

El tiramisú es uno de los postres más deseados por la población. De hecho, este dulce cremoso, suave e intenso ha conquistado las cartas de postres de todo el mundo y se ha convertido en una de las recetas más ansiada por su fácil elaboración y su intenso sabor.

El tiramisú es un dulce italiano muy popular a nivel internacional, cuya receta ha variado con el paso del tiempo, consiguiendo cientos de variantes, en las que se añaden otros ingredientes o se modifican los principales, con el objetivo de potenciar su sabor u ofrecer otros matices. Por eso, en Campo y Tierra hemos elaborado un tiramisú único, al que hemos incorporados nuestras deliciosas castañas. ¿Quieres saber cómo lo hemos hecho?

Ingredientes del Tiramisú de Castañas

Para 6 personas

  • 200 gr. de castañas crudas
  • 250 ml de leche
  • 100 gr. de azúcar moreno
  • 1 membrillo fresco
  • Una piza de sal
  • 500 gr de queso mascarpone
  • 100 ml de nata para montar
  • 12 o 16 bizcochos de huevo
  • 3 yemas de huevo
  • 75 gr de azúcar moreno
  • Un vaso de café
  • 50 gr de cacao puro en polvo

¿Cómo elaborar este Tiramisú de Castañas?

  1. Antes de comenzar con el tiramisú vamos a elaborar la crema de castañas, para ello solo necesitamos, castañas crudas, leche, azúcar moreno, membrillo fresco y una pizca de sal. Primero ponemos a fuego medio una cazuela con leche e incorporamos el membrillo fresco pelado, lo dejaremos durante 15 minutos a fuego bajo para que la leche coja el sabor y el aroma del membrillo.
  2. Posteriormente, lavamos bien las castañas y las hacemos un corte para evitar que alguna pueda explotar. Os recomendamos que las castañas estén un poco secas, es decir, no deben estar recién recogidas, de ser así estarán más verdes y húmedas.
  3. Ponemos a cocer agua en una cazuela, en el momento que esté hirviendo añadimos las castañas durante 5 minutos. Pasado este tiempo retiramos del agua y reservamos. Cuando las castañas estén frías, quitamos la cascara y la piel que recubre al fruto, podemos ayudarnos con un cuchillo para que sea más sencillo retirar toda la piel.
  4. De la cazuela con leche, retiramos el membrillo e incorporamos azúcar, posteriormente removemos para que se deshaga el azúcar y añadimos una pizca de sal y las castañas troceadas en cuartos. Esperamos hasta que comience a hervir, bajamos el fuego y cocinamos durante 20 minutos. Cuando las castañas estén tiernas es el momento de apagar el fuego y dejar reposar. Vertemos el contenido sobre un vaso de batidora y trituramos hasta obtener una crema homogénea, si queda demasiado espesa podemos ir añadiendo leche mientras vamos batiendo, cuando esté a nuestro gusto dejamos reposar.
  5. Una vez elaborada la crema de castañas es el momento de preparar el tiramisú. Para ello vamos a hacer café solo, una vez listo, reservamos un vaso de café y dejamos enfriar. Seguidamente separamos las yemas de las claras y reservamos 3 yemas para la receta. Batimos las yemas suavemente y al mismo tiempo vamos añadiendo el azúcar moreno hasta que quede bien mezclado. Posteriormente incorporamos la crema de castañas y mezclamos bien.
  6. Para montar la nata es recomendable que todos los elementos que vayamos a utilizar estén fríos, por ello lo ideal es poner en el frigorífico el recipiente y las varillas. Con unas varillas metálicas vamos a montar la nata, hasta que esta adquiera una textura cremosa. Añadimos el queso mascarpone y mezclamos suavemente con movimientos envolventes para que todo quede bien integrado. Esta mezcla la añadimos a las yemas y a la crema de castañas y mezclamos del mismo modo, con una espátula y con movimientos envolventes. Si la mezcla tiene grumos podemos darle un toque con la batidora para eliminarlos. Cuando la crema esté lista reservamos en el frigorífico durante unos 5 minutos, para que coja consistencia y podamos montarla más fácilmente.
  7. Por último, es el momento de emplatar, para ello cogemos 6 copas y colocamos una capa base de bizcochos mojados en café, una capa de crema y sobre ella espolvoreamos cacao puro. Repetimos estos 3 pasos varias veces hasta que lleguemos al borde del recipiente. Finalmente introducimos el tiramisú en el frigorífico y lo dejamos durante 12 horas aproximadamente. ¿Te apuntas?