Publicado el Deja un comentario

Un trozo de Cheesecake para alegrarte el día

cheesecake

Muy pocos son los que no lo conocen o no les gusta pero casi todos, en alguna ocasión hemos podido degustar una deliciosa tarta de queso o Cheesecake al estilo neoyorquino

Tomar un trozo de Cheesecake hace que te imagines tomando un café en una cafetería típica de New York, pero nada más lejos de la realidad ya que su origen se remonta a un país mucho más lejano con más de 4.000 años de antigüedad, en la isla de Samos en la antigua Grecia.

Pero no fue hasta el siglo XVIII cuando la receta comenzó a ser tal cuál la conocemos hoy día.

La receta que hacemos ahora de la tarta de queso con queso crema newyorquina se le atribuye al alemán Arnold Reuben y desde el siglo XX se transformó en un ícono en cada cafetería de New York.

Pero no te vamos a hacer esperar más y te dejamos la receta para que la pongas en práctica y le añadas una de nuestras mermeladas Campo y Tierra del Jerte para terminar dándoles el mejor de los sabores.

 

 

INGREDIENTES

Para la base
  • 150 g de galletas (del tipo que más te guste)
  • 100 g de mantequilla a temperatura ambiente o fundida
  • 20 g de azúcar
Para la masa de queso
  • 4 huevos
  • 350 ml nata líquida para montar 35% M.G.
  • 500 g de queso crema
  • 150 g de azúcar
  • Una pizca de sal
  • Una pizca de azúcar vainillado
  • Mermelada (sabor a elegir)

 

ELABORACIÓN

Para elaborar la base:
  1. Engrasamos el molde con mantequilla o con spray desmoldante y trituramos las galletas hasta hacerlas polvo con un rodillo o robot. Le agregamos el azúcar de la base y la mantequilla fundida hasta conseguir que se forme una mezcla homogénea.
  2. Pon la mezcla de galletas en el fondo y compacta sobre una superficie lisa y firme.
  3. Previamente hemos tenido el horno precalentando a 180ºC.
  4. Horneamos la masa durante 15 minutos, una vez pasado el tiempo la retiramos y subimos la temperatura del horno a 200ºC.

Para elaborar la masa de queso:

cheesecake

  1. Mezclar en un bol los huevos con el azúcar, el azúcar vainillado y la sal.
    Incorpora la nata y el queso crema y sigue mezclando hasta que la masa sea homogénea.
    Recomendación: evita mezclar demasiado para no incorporar mucho aire en la masa durante la cocción.
  2.  Vierte la mezcla anterior sobre la capa de galletas.
    Horneamos durante 15 minutos a 225 ºC y después bajamos a 130ºC y horneamos el cheesecake durante una hora y veinte minutos.
    Pasado este tiempo, comprueba el punto de la tarta pinchando la masa con una brocheta. Si sale limpia, la masa estará cuajada.
  3. Deja que se enfríe por completo y guárdala en la nevera durante al menos dos horas antes de desmoldar y cubrir con mermelada.
  4. Desmolda y cubre la parte superior con la mermelada que más te guste.
    ¡¡Y lista para disfrutar!!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.